Tipologías del cuerpo femenino

Tipologías cuerpo femenino

TIPOLOGÍAS DEL CUERPO FEMENINO
¿Qué me favorece?

En Divina Providencia creamos patrones que favorecen a todas las tipologías del cuerpo de la mujer, porque queremos que siempre seas TÚ la protagonista de cada colección. Aún así, es importante que conozcas tu tipología corporal, de este modo, acertarás con tus looks de una forma más sencilla.

Primero, préstales atención a tus curvas. Mira cómo conectan el busto, la cintura y las caderas. Con sólo verte al espejo definitivamente puedes saber qué tipo de cuerpo tienes. Mide el tamaño de tu busto, cintura y cadera. Dependiendo del tamaño de cada parte, puedes determinar qué tipo de figura tiene tu cuerpo para buscar las prendas que te queden bien.

Aunque existen más, son 5 las Tipologías Corporales Femeninas más comunes:

LA FIGURA RECTANGULAR:
La mejor forma de determinar el tipo de cuerpo rectangular es midiendo. Al tomar tus medidas, te darás cuenta de que tu cintura es de 2 a 20 centímetros más pequeña que tu busto. Los hombros están alineados con las caderas, al tener una cintura poco pronunciada se ve una figura recta.
El objetivo es: Aportar esa sinuosidad en la cintura para dar más feminidad.
¿Cómo se consigue? Dando volumen en hombros y caderas. Estilizando la cintura mediante la utilización de líneas estratégicamente situadas. No olvides tener un buen surtido de cinturones, ya que éste será el complemento perfecto para tu tipo de figura. Recuerda que nuestro objetivo es marcar la cintura. Los vestidos de corte evasé crearán ese efecto óptico que buscamos.

LA FIGURA RELOJ DE ARENA:
Este es el tipo de cuerpo menos común; solo el 8 por ciento de las mujeres lo tiene. Por lo general, las medidas de la cadera y del busto son iguales y la cintura es muy estrecha.
Al verte en el espejo, verás que la línea de la cadera y la línea del busto son del mismo ancho y sobre todo que tienes la cintura definida de manera significativa.
El objetivo es: Aportar esa sinuosidad en la cintura para dar más feminidad.
¿Cómo se consigue? Vístete para favorecer tus hermosas curvas siguiendo el contorno de tu cuerpo. No uses ropa floja que esconda tu cuerpo porque puede hacer efecto de volumen. Equilibra la parte superior con la inferior y dirige la atención a la cintura con unos cinturones o vestidos que ajusten la sección media.

LA FIGURA OVALADA:
Nos encontramos con que todas las partes del cuerpo tienden a la redondez. La figura ovalada se caracteriza porque tus hombros y caderas aún estando alineados, pierden protagonismo debido a que la cintura es algo más prominente.
El objetivo es: Nuestro objetivo consistirá en aportar estructura y esbeltez a la figura para que ésta visualmente se aprecie más alargada.
¿Cómo se consigue? Será positivo para este tipo de silueta utilizar prendas ligeramente holgadas, ni muy anchas, ni muy estrechas, poniendo especial cuidado en que las prendas de la parte superior del cuerpo no terminen a la altura de la cadera, siempre por encima (sin que quede corta) o por debajo de ella. Mantén los detalles de las prendas en la parte superior y el tercio inferior de tu cuerpo. Los cuellos favorecen tu busto y los largos tres cuartos o las faldas de pinza alargan tu figura. Los vestidos con corte trapezoide, los rectos y los de corte imperio son las mejores opciones.

LA FIGURA TRIÁNGULO O PERA:
Te darás cuenta de si este es tu tipo de cuerpo muy rápidamente, ya que la parte inferior de tu cuerpo (las caderas, los muslos y a veces el trasero) es más notoria. Los hombros son más estrechos, no tan anchos y sueles tener la cintura y el pecho pequeño.
El objetivo es: El objetivo en este caso es potenciar al máximo los hombros mediante prendas estructuradas y enfatizar la cintura.
¿Cómo se consigue? Usando prendas que acentúen los hombros mediante cortes estructurados. Debido a tu poco pecho y sinuosas curvas, las espaldas abiertas te quedan espectaculares, también los escotes cerrados o los cuellos altos favorecen tu figura. Es importante acentuar la cintura y realzar el busto para conseguir ese look 10. Elige vestidos de corte imperio (con el corte bajo el pecho aportarán esbeltez a la figura), vestidos camiseros y vestidos con tirantes anchos o manga.

LA FIGURA TRIÁNGULO INVERTIDO:
Por lo general, se caracteriza por presentar hombros rectos y estructurados, frente a caderas, cintura y nalgas poco definidas. Representa aproximadamente al 14 por ciento de las mujeres que tienen los hombros 7 centímetros o más mayor que las caderas. Con solo verte al espejo, puedes darte cuenta si tu tipo de cuerpo es éste.
El objetivo es: Nuestro objetivo será restar estructura a nuestros hombros (suavizarlos) y potenciar nuestra cadera.
¿Cómo se consigue? Apostaremos por los vestidos sueltos, con volumen en la parte inferior, con bolsillos laterales, con la falda plisada, con tablas, evasé, vuelos o péplum. Nos favorecen los escotes en pico o “V” profundos (en la espalda también) y los cruzados; ambos dan sensación de verticalidad. Las mejores opciones en cuanto en cuanto a mangas se refiere son: las pegadas, raglán, manga con caída o a medio hombro, también funcionan muy bien las tipo kimono. Lo importante es mantener la parte superior del cuerpo lo más sencilla posible.

IR a la tienda online
Esta entrada fue publicada en mujer y etiquetada .

Deja un comentario